Vida de Escritor: qué aprendí tras un año desempleado

Don Duilius es mi alter ego que pudo conservar el bigote y le encanta dar consejos.

Sin importar el origen, tamaño o galaxia de procedencia de cada ser humano, las personas sufren ante una situación aterradora: el desempleo. Al menos, yo no conozco a nadie que diga “¡Sí! ¡Al fin soy desempleado, mi sueño de toda la vida!”. A lo mejor hay algún que otro especimen que disfrute de este estado, pero por suerte nunca me los he cruzado.

En esta ocasión, voy a traer a mi alter ego más señoril, Don Duilius, que siempre me acompaña a la hora de dar consejos. Además, así es más entretenido.

A modo de aclaración, ni él ni yo venimos a darles una fórmula mágica para evitar el desempleo, sino ofrecerles algunos fragmentos de mi experiencia que me sirvieron para salir de esa condición desesperante y para direccionar mi carrera hacia donde yo quería y necesitaba llevarla.

En Marzo 2018, perdí mi trabajo en relación de dependencia a causa de la mala situación económica de mi país y, en consecuencia, la caída en picada de la empresa en la que trabajaba. Un año después, estoy trabajando como escritor y diseñador en la industria de los videojuegos para la empresa GameOlic, mi trabajo soñado en mi rubro favorito.

Tengo que admitir y confesar que yo seguí los consejos que hoy traigo casi sin darme cuenta, y me hubiera gustado llevarlos a cabo más conscientemente. De seguro habría obtenido resultados más rápidamente. No es que yo sea un escritor sumamente exitoso (todavía), ni la persona más influyente del mundo (todavía), sino que justamente soy una persona común, como ustedes, como sus vecinos, que pudo lograr uno de los objetivos centrales de su vida.

Resumidamente, esto significa capacitarse, producir y trabajar tomando como base la carrera que uno quiere seguir.

Es una práctica sumamente útil, sobre todo para las profesiones actuales en donde el outsourcing es cada vez más común.

  • ¿Diseño industrial? Trabajar asiduamente en una carpeta de diseños e ideas.
  • ¿Desarrollo de software? Crear numerosas páginas web o aplicaciones propias para practicar y agregar a tu portfolio.
  • ¿Ilustración? Nunca pasar un día sin dibujar y sin compartir tus bocetos y estudios.
  • ¿Guionista de videojuegos? Escribir lo más que puedas y aplicar tu trabajo al rubro de los videjuegos.

En Marzo 2014, me recibí de Licenciado en Comunicación Social con una tesis titulada “Videojuegos y Comunicación, Estudio Semiótico de Call of Duty 4: Modern Warfare y Bioshock”. Ya desde ese entonces estaba claro que quería vincular mi carrera profesional al mundo del gaming.

Después de eso, trabajé en un par de empresas en relación de dependencia, pero nunca dejé de trabajar en mi escritura y mi creatividad. Adelantando a Marzo 2018, como dije al principio, todo parecía gris ante el desempleo, pero lejos de caer en la desesperación y la angustia (bueno, un poco sí), busqué hacer todo lo que podía, y nunca abandoné mis escritos.

Empecé a trabajar como freelance, corrigiendo tesis y otros trabajos académicos, haciendo community management o diseño UI/UX, un conjunto de habilidades que fui adquiriendo a lo largo de los años y que en ese entonces me sirvieron (y me sirven) para la mera supervivencia.

Lo importante, lo realmente importante, fue todo lo que hice en función de mi objetivo. Empecé a acumular toda mi experiencia, conocimientos e ideas y las volqué aquí en Medium, en Youtube y en Facebook, escribiendo acerca de cómo crear mundos de fantasía, compartiendo parte de mi trabajo en semiótica y los puntos fuertes de mi tesis, dando consejos de escritura y dictando talleres relativos a la creatividad y el desarrollo de contenido.

En resumen, actué profesionalmente. Usé mi experiencia previa como contenidista y escritor, y la transformé de manera profesional.

Tal vez el trasfondo de este consejo es “decidir y comprometerse con lo que uno realmente quiere ser”. Yo decidí que quería ser escritor a los 13 años, pero no fue hasta que maduré mi escritura y mis proceso de trabajo que comencé a actuar profesionalmente.

El camino creativo es largo sólo si uno se comporta de manera amateur o desinteresada. Como toda profesión, requiere dedicación y disciplina.

Entre mis amigos hay claros ejemplos de la importancia de actuar profesionalmente. Uno de ellos tomó la decisión de ser programador de software, y decidió aprender de manera autodidacta. A los pocos meses, consiguió su primer trabajo; un año más tarde, lo tomaron de una de las empresas de software más grandes de Argentina. Además de ser un ejemplo de disciplina y dedicación, esta persona tuvo otra actitud acertada, que me sirve para introducir el siguiente consejo: se unió a un grupo de Whatsapp de estudiantes autodidactas de Software.

Cuando uno quiere conseguir un objetivo, la mejor práctica es buscar personas que ya lo hayan logrado o que estén en el mismo camino. Creo que éste es tal vez el consejo más importante que discutiremos en este artículo.

Conectarse con personas del mismo rubro tiene muchísimas ventajas. Nos ayuda a medirnos y comprobar el estado en que nos encontramos. Nos hace sentir acompañados, y esto es clave para los humanos; somos animales sociales y necestiamos perternecer a un grupo. Nos permite conocer oportunidades en el rubro que de otro modo hubieran pasado desapercibidas.

Lo más importante de conectar con grupos de personas en el mismo sector es la posibilidad de conseguir alguien que nos apadrine y nos guíe por el camino indicado. No puedo dejar de remarcar lo útil y fructífero que es un mentor; si alguien ya ha transitado por un camino, puede ayudarnos a transitarlo más rápida y fácilmente. Puede ayudarnos a actuar profesionalmente.

De un modo u otro, rodearse de pares e iguales es la mejor forma de lograr un objetivo o hábito deseado. Esto no lo digo yo, sino la psicología del comportamiento o behaviorismo. Y realmente funciona.

En mi caso, tuve la suerte de que un amigo me sugiriera unirme a una serie de grupos de Facebook de desarrolladores de videojuegos. Las Redes Sociales hoy nos permiten conectar con nuestros pares mucho más fácil que hace unos años.

Esta pequeña acción, o sea, un par de clicks para unirme a los grupos indicados, fue crucial para llegar a donde estoy hoy. Por supuesto, no basta con sólo unirse; hay que participar, discutir y debatir. En mi caso, compartir mis artículos e ideas en esos grupos llevó a que las personas indicadas leyeran acerca de mi trabajo y me hicieran la propuesta laboral de la que hoy participo.

Pero lo más importante de conectar con personas en situación similar es la ayuda mutua que se genera. Además, el apoyo y progreso de los otros nos impulsa a seguir adelante, incluso en los peores días.

Esto viene de la mano con el punto anterior. Hoy en día, las Redes Sociales y la Web se han convertido en una suerte de “lugares virtuales” en donde se reúnen las personas sin reunirse realmente.

Lo que antes podíamos lograr haciendo cursos o seminarios, hoy lo hacemos en foros, grupos y webinars. Lo que estudiábamos en una institución, hoy lo hacemos a distancia, conectados a internet.

Lo cierto es que nada sirve más para conectar con los pares que la tradicional “modalidad presencial”. La mayor parte de los trabajos freelance que conseguí a lo largo del año pasado fueron gracias al contacto directo con mis clientes. Es más, he conseguido más entrevistas de trabajo participando en meetups y yendo a eventos que postulándome a través de plataformas web.

Por supuesto, no debemos subestimar el poder de internet. De hecho, en mí caso, fue la “modalidad online” la que me llevó a cumplir mi objetivo.

El estado ideal sería aprovechar ambas modalidades y tratar de abarcar la mayor cantidad de terreno posible.

Ninguno de los tres pasos aislados fueron los que me llevaron a donde estoy hoy, sino la combinación de los tres.

La lógica detrás de estos consejos sería la siguiente:

Si querés ser [Profesión], actuá como [Profesión], conectá con personas de esa[Profesión], y frecuentá los lugares que frecuentaría un [Profesión].

Remplazamos [Profesión] con tu carrera deseada, y la fórmula se completa sola. Si querés ser Investigador, realizá una investigación que puedas hacer con tus recursos disponibles, buscá reunirte con otros investigadores, y asistí a seminarios y capacitaciones para investigadores.

Tras un año sin empleo formal, aprendí que estamos realmente desocupados cuando nos entregamos a la desocupación.

Aprendí que si uno se comporta profesionalmente, contacta con colegas y frecuenta los lugares relacionados a la profesión deseada, se obtienen resultados mucho más rápido.

Por supuesto, todo depende del nivel de dedicación, disciplina y -sobre todo- paciencia que uno invierta en su carrera.

Y más importante aún, no inventar excusas.

* * * * *

¡Espero que hayan disfrutado la nota! Les dejo los enlaces a mis redes y los invito a sumarse a mis comunidades. Si les gusta mi trabajo y quieren apoyarme, ¡dense una vuelta por mi página de Patreon y suscríbanse!

Patreon: https://www.patreon.com/DuilioGF

Facebook: https://www.facebook.com/WriterDuilio

Instagram: https://www.instagram.com/writerduiliogf/

Twitter: https://twitter.com/DuilioGF

Youtube: http://bit.ly/2yaHu0j

High Fantasy and Crime Fiction Writer. I love writing. I love Warcraft games. I love pasta.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store