Image for post
Image for post
Una hermosa reflexión de parte de DuiGF

Me gusta ser sincero con ustedes, y por eso les muestro este pequeño fragmento de una conversación que mantuve anteayer con mis amigos Marce y Darío. A simple vista, podemos entender tres cosas:

  1. La imagen no se condice para nada con el título del artículo.
  2. Demoré dos minutos en pensar en algo para escribir.
  3. Tengo serios problemas de egocentrismo, alta autoestima o como le quieran llamar.

Se preguntarán por qué abro el artículo de hoy con este inicio tan poco favorable para mí. Bien, lo hago porque es un claro ejemplo de lo que no hay que hacer, y al mismo tiempo porque me sirve como puntapié inicial para darles un par de tips de escritura, basándome en mi forma de trabajar.

A la hora de escribir, desde un informe, un cuento o un libro, lo usual es contar con el punto de partida o el punto de llegada; o bien, ambos. Es muy común saber qué es lo que uno quiere decir, saber cómo terminar un relato, pero no tener ni idea de qué hacer “en el medio”. Es por esto que siempre lo recomendable es sentarse un par de horas a armar una estructura para escribir, algo que voy a explicar apelando a mis propias experiencias como ejemplo.

Primer paso: el esquema

Una vez que tenemos nuestra idea o concepto para desarrollar, lo primero que a mí me ha dado buenos resultados es sentarme a plantear un esquema a seguir. Esto puede llevar mucho o poco tiempo, dependiendo qué tan en claro tengamos lo que queremos hacer, pero lo cierto es que se trata de una cuestión de paciencia. Armar los primeros lineamientos puede resultar sumamente útil, porque de antemano sabremos cómo vamos a organizar la información. Si lo viésemos como un cuerpo, estaríamos hablando de armar el primer esqueleto del texto. Por supuesto, esto también sirve como planificación de una “tanda” de artículos para publicar ya sea en un blog, en una página, o por ejemplo aquí mismo en Medium.

Image for post
Image for post
Ejemplo simple de esquema utilizado para las notas que publico en la página de Inferno.

Como podrán ver, esto sirve solamente para organizar primeramente la información. En el caso de una novela, esto podría tratarse de una primera aproximación a los capítulos centrales; en una tesis o trabajo final, sería la primera división de los temas a desarrollar; en un paper o un cuento corto, los subtemas a tocar. A medida que vayamos avanzando en el trabajo y tengamos mejor armado el texto, iremos añadiendo nuevas entradas y más contenido. Luego vendría el paso de “rellenar el esqueleto con carne”.

Segundo Paso: el contenido

Una vez que contamos con nuestro esquema, lo ideal es tomar punto por punto y escribir con frases cortas qué queremos desarrollar en cada uno de ellos. Esto nos sirve de guía cuando nos sentamos de lleno a redactar el grueso del texto, ya que sabemos de antemano qué queremos decir. No es necesario seguir estos lineamientos al pie de la letra, porque a medida que nuestro relato vaya tomando forma notaremos qué necesitamos y qué no.

Un ejemplo a grandes rasgos de las primeras aproximaciones en este paso.

Elegí este ejemplo porque los puntos escritos son muy vagos, muy simples. Y es que de eso se trata este paso: poder comprender qué queremos decir en un capítulo o subtítulo. También puede hacerse con una sucesión de eventos que consideramos clave en el apartado:

Image for post
Image for post
Imagen rescatada del esquema de Sábanas Rojas

Tanto en el paso uno como el dos, es importante entender que podemos ir agregando contenido o ideas a medida que se nos vayan ocurriendo. A mí me sirve por ejemplo para no darme con inconsistencias o incoherencias en la trama, y así improvisar lo menos posible. Si bien es muy lindo escribir lo que a uno le sale en el momento, en el caso de un relato largo hay que cuidar mucho los detalles.

Tercer paso: ¡escribir!

Bueno, por supuesto que éste paso no tiene nada de científico ni les estoy develando la verdad del universo. Esto lo hace cualquiera que escriba, yo sólo quería compartir el “método” que empleo para trabajar, que es el que me da resultados. Lo central en esto de ser escritor es dar con una disciplina que a uno le sirva para cumplir sus objetivos.

Espero que les haya servido y no se hayan aburrido tanto; ¡quería compartir el “behind the scenes” de mi escritura! Nos vemos la próxima.

Duilio Giordano Faillaci

High Fantasy and Crime Fiction Writer. I love writing. I love Warcraft games. I love pasta.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store