Image for post
Image for post
Algunos de los retratos del misterioso pintor mostraban imágenes sumamente macabras…

¡Saludos a todos! Lo primero que quiero es ofrecer mis disculpas por la demora en esta entrega; ayer tuve una serie de eventos desafortunados con mi computadora con los cuales no los voy a aburrir. Vamos entonces a nuestro Detrás de escena de la semana.

Lo más importante para decir acerca de Píntame es que fue el último cuento que escribí para Sábanas Rojas, y de hecho no estaba incluido en la colección original. En su lugar iba a figurar otro relato, pero la idea del mismo era más acorde para una historia cómica y por esto quedó fuera del libro. La exclusión de este cuento, al cual llamaremos “El Exiliado” a los fines prácticos, dejó un hueco en Sábanas Rojas que honestamente no tenía idea de cómo rellenar. Sí o sí quería que la obra contase con diez relatos y necesitaba que se me ocurriera algo cuanto antes.

Como les he mencionado, me gusta trabajar planificando lo que hago, y por esto me había auto-impuesto una fecha límite para finalizar el proyecto de escritura. La única ventaja de este cambio a última hora dentro de la colección de cuentos es que aún no había escrito El Exiliado, así que por suerte no había perdido tiempo. Pero de todos modos, ¡aún me faltaba uno!

Pocas veces uno puede recordar con lujo de detalles el momento en el que tuvo una idea para escribir algo; en el caso de Píntame, yo sí puedo. Recuerdo haber estado en la casa de mis padres, contándoles acerca de cómo estaba avanzando en mi proyecto y que había decidido eliminar El Exiliado de la lista de relatos; recuerdo un poquito de angustia ante la frustración de no poder contar con otro cuento; y recuerdo haber dicho repetidas veces la frase “ya se me va a ocurrir algo”, más bien para auto-convencerme a mí mismo que para dar la sensación de que tenía todo bajo control. Y finalmente, recuerdo haber estado a punto de subirme al auto para regresar a mi casa, cuando llegó a mí la idea que dio pie a Píntame.

El puntapié del cuento fue el retrato de Larisa, y la idea de que su marido, Orlando, lo viera mucho tiempo después de que ella hubiese desaparecido; el resto era cuestión de moldear la historia para que tomara forma. Lo que me gusta del relato es su matiz mucho más oscuro y grotesco que el resto de los cuentos del libro. Es hasta más trágico, y me gusta decir que pueden verse algunos ligeros toques “lovecraftianos”, sobre todo en el horror y el miedo, y la decadencia humana del personaje principal como temáticas centrales. Al menos, esto fue a lo que apunté cuando escribí la historia.

Bueno, voy cerrando ya este artículo. La semana que viene estaremos viendo el Detrás de escena de El Aniversario, ¡pero no quiero adelantar más nada! ¡Nos vemos la próxima!

Duilio Giordano Faillaci

High Fantasy and Crime Fiction Writer. I love writing. I love Warcraft games. I love pasta.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store