4 Herramientas simples para la Creación de Mundos Fantásticos

Image for post
Image for post

Lo primero a tener en cuenta a la hora de crear el Universo de una historia de Fantasía, Ciencia Ficción o el género que elijas es que todo depende de la organización y planificación. En la minoría de los casos la parte imaginativa es determinante; si bien es claramente necesario contar con una buena imaginación y una creatividad activa, lo cierto es que tu Mundo Fantástico dependerá de qué tan bien sepas organizarte.

Protip: respecto a la creatividad, un grupo de personas puede ser más imaginativo en conjunto que aislados. Si todos participan de un brainstorming inicial, pueden surgir ideas muy buenas para dar el primer impulso para comenzar a desarrollar el mundo.

Por supuesto que es posible ir creando el mundo a medida que uno va avanzando, digamos, improvisándolo, pero mientras más asentado quede todo de antemano, más sencillo será el trabajo a futuro. Gracias a esto, inventar algo en el momento (de nuevo, digamos, ¡improvisar!) se convertirá en una tarea infinitamente más fácil, pues ya existen los cimientos en donde pararse para construir.

Definiendo la Temática y el Contexto

Algo muy importante es definir la temática de la historia, y elegir una arista central en la cual basarse.

  • Por ejemplo, una arista importantísima en el universo de Warhammer 40k es la de la religión y los dogmas.
  • En Canción de Hielo y Fuego (Juego de Tronos para los que siguen la serie nomás), una arista muy relevante es el tema de los Dioses.
  • En Dragon Age, tenemos todo el embrollo con la Magia de Sangre, que sirve como hilo conductor que toca varias de las temáticas del juego.

Hay miles de ejemplos más, pero básicamente con esto de Aristas me refiero a los principales hilos conductores de la historia que vas a contar. En resumen, te va a ayudar a priorizar los diferentes aspectos del Universo que estás construyendo.

Generalmente, el contexto es sumamente útil, ya que orienta tanto al contenidista como al lector/jugador y ayuda al marco de referencia. Es muy importante ser fiel a este contexto; traicionarlo puede llevar a que los lectores/jugadores se sientan incómodos. Y esto traerá malas reseñas a tu producto.

Herramientas: Armar la Wiki

La idea aquí es armar una suerte de “Wiki” para tu universo. Y con esto me refiero a construir el mundo que ideaste página por página, ficha por ficha. Se trata justamente armar una suerte de enciclopedia del universo. Y a tener en cuenta: no es necesario publicar esta wiki ni nada por el estilo. Es sólo para que tengas tu marco de referencia para trabajar.

Básicamente lo que vas a hacer es una breve descripción de cada personaje, ciudad, facción, región, etc. ¡Atención! Estas descripciones no necesitan ser muy detalladas; incluso algunas de ellas pueden consistir en unas pocas palabras, que sirvan como referencia a futuro. Como dije antes, la arista que elijas va a predeterminar qué ficha o página tendrá más o menos información que las otras. Lo importante es que quede el marco armado.

Herramientas: Fichas

Más específicamente, la ficha es el desarrollo de un ítem en particular de tu wiki-enciclopedia-marcodereferencia-universo. Algunos tipos de ficha son: de personaje, de ciudad, de región, de mundo, de nación, de facción, de emplazamientos importantes (como ruinas, templos, monasterios, castillos, etc), de religiones, de tipos o escuelas de magia, etc.

La ficha puede contener toda la información que quieras que tenga, y puede estar organizada como se te ocurra, pero siempre es importante mantener el mismo formato. Yo por lo general las organizo de la siguiente manera:

  • Nombre o título — nombres, para personajes, ciudades, regiones, etc; títulos, para eventos importantes de la historia, por ejemplo (algo así como la “Segunda Guerra Mundial”… ¡se entiende el punto!).
  • Descripción — acá hay que “describir” (claramente…) de qué se trata la ficha. Mientras más relevante y/o importante sea esta ficha para las aristas centrales del universo, más minuciosa será la descripción. Por ejemplo, más detalles invertirás en ella. Por ejemplo, seguro serás más detallado con un personaje clave para la historia de lo que serías para un personaje secundario.
  • Historia — Sólo escribirás la historia de esta ficha dependiendo de su relevancia. No necesita ser una biografía ni un compendio; con contar los detalles cruciales basta y sobra. Si un personaje tiene un pasado oscuro, te será útil saberlo, incluso si tu decisión es nunca revelarla a los lectores/jugadores.

Bonus: Fichas de personaje. Para estas fichas, Yo siempre desarrollo tres aspectos: descripción física, trasfondo (incluyendo personalidad y relación con otros personajes) y la historia de dicho personaje.

Herramientas: Bocetos

Siempre es útil y emocionante (sobre todo emocionante) acompañar el desarrollo con bocetos. A éstos se los puede incluir en las fichas como no (¡yo recomiendo que sí lo hagas!). A mí personalmente me fascina ver un dibujo de un personaje, porque lo hace mucho más real.

Y a tener en cuenta: no necesitas ser un escritor excepcional para hacer fichas ni un artista talentoso para dibujar bocetos. Ahí está la magia y la belleza de desarrollar el contexto y del universo: al ser una herramienta para tu propio trabajo, no necesitas lujo de detalles. Pulir, corregir, editar, producir vendrá después, cuando llegue el momento de publicar.

Herramientas: La “Inspiración”

Inspirarse en otros universos es una de los recursos más usados, y a la vez uno de las más delicados. Sobre todo porque se corre con el riesgo de caer en el plagio. Sin embargo, hay tres grandes fuentes de inspiración que puedes tomar:

La Historia Real — Es muy común a la hora de crear universos de fantasía basar algunos aspectos en elementos de la propia realidad que vivimos. Algunos ejemplos para que se entienda mejor:

  • En Dragon Age, la nación de Orlais está claramente basada en Francia: el idioma, la morfología de los nombres, el mismo acento de los personajes oriundos de allí.
  • En el juego de cartas Magic: The Gathering, se ha visto recientemente muchísima inspiración en la realidad. El plano de Amonkhet está basado en Egipto, Theros en Grecia, Kaladesh en el sureste asiático, Tarkir en el noreste y centro de Asia, y más recientemente Ixalan está basado en los Imperios Azteca e Inca y el descubrimiento de América.

Religiones y Mitología — ésta es otra de las fuentes de inspiración más usadas, y tal vez la más común en los mundos de fantasía. Muchas veces, las deidades en los universos de fantasía replican Dioses o criaturas mitológicas existentes en nuestro propio mundo. A modo de ejemplo:

  • El universo de El Señor de los Anillos está fuertemente basado en la mitología nórdica y la religión católica. Los Valar y los Maiar que leemos en el Silmarilion están inspirados en los Aesir y los Vanir de los nórdicos, mientras que Melkor (o Morgoth) está basado en la figura de Satanás/Lucifer.

Otros Universos de Juegos, Libros, Series, Películas — Y acá es cuando todo cae en un área muy gris, y corremos con el riesgo del plagio. Siempre y cuando quieras utilizar elementos de otro universo a modo de homenaje, estarás “a salvo” (en cierto modo…). Pero hay que cuidar que ese homenaje no se vuelva una copia burda y grotesca. Hay, claramente, ejemplos de buenos homenajes:

  • Todos aquellos que hayan jugado Warcraft 3 están familiarizados con la historia de Arthas. Bueno, esto está fuertemente basado en la historia del Rey Arturo: el nombre del personaje es similar (Arthas — Arthur), se encuentra con la “espada en la piedra”, salvo que Frostmourne está encerrada en hielo, y esta misma espada tiene una profecía en torno a ella. Y eventualmente, Arthas termina convirtiéndose en Rey… pero los creadores de Warcraft manejaron muy sutilmente las referencias a la historia del Rey Arturo, dando origen a uno de los arcos argumentales más emotivos y fascinantes de la historia de los videojuegos (y lo digo basándome en opiniones ajenas, no tiene nada que ver con que yo sea un gran fanático de Warcraft, claro que no…)
  • Otro buen ejemplo es el Plano de Innistrad y los Eldrazi en Magic: The Gathering, que están fuertemente inspirados en los Mitos de Cthulhu de HP Lovecraft.

A modo de referencia…

Un excelente ejemplo de esta suerte de Enciclopedia que vas a crear para nuestro universo, son los manuales de los Juegos de Rol. Además, estos mismos manuales a veces tienen guías excelentes para la creación de Mundos, Ciudades y/o Personajes.

Si pueden echar mano a manuales de juegos como Dungeons & Dragons, Séptimo Mar, Pathfinder, Runequest, etc., tendrán una fantástica guía de base para hacer los cimientos de su mundo fantástico.

Written by

High Fantasy and Crime Fiction Writer. I love writing. I love Warcraft games. I love pasta.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store